Buscar
  • DeltaEnrique

Dentro Del Museo Privado de P&G


La historia de innovación de Procter & Gamble es tan grande que hicieron un museo para celebrar sus 175 años.

 

P&G HERITAGE CENTER & MUSEUM

★★★★★     |      ENTRADA GRATUITA   |      9:00 AM - 5:00 PM

100 JOE NUXHALL WAY, CINCINNATI, OH 45202, UNITED STATES

PG.COM


En el 2012, el departamento de Archivo se dio a la tarea de celebrar los 175 años creando el “Centro y Museo Del Patrimonio de P&G” donde cuentan la historia de la empresa para empleados e invitados.


Todo empezó en 1830 cuando el Ingles William Procter llegó a Estados Unidos y empezó a fabricar velas en Nueva York. Se movió al Oeste con su esposa pero en el camino enfermó y tuvieron que para en Cincinnati donde falleció. Procter decidió quedarse aquí para continuar haciendo velas ya que gracias a la industria porcina había una gran cantidad de grasa, materia prima para las velas. Años después conoció a quién sería su segunda esposa Olivia Norris.


Por otro lado James Gamble nació en Irlanda y emigró a Estados Unidos en 1819. Llegaron a Cincinnati cuando iban en un bote por el Río Ohio con destino a Illinois pero enfermó y también tuvieron que parar en Cincinnati. Al final se establecieron aquí y se convirtió en un aprendiz de fabricante de jabón. Años después conoció a Elizabeth Norris, cuñada de Procter.


Su suegro Alexander Norris, les sugirió que unieran fuerzas y en 1837 nació Procter & Gamble. Con tal de mejorar su calidad de las velas invirtieron en un estudio que hizo que velas se convirtieran en el negocio principal gracias a que lograron que fueran más brillantes, generaran menos humo y duraran más tiempo.


Se hicieron tan famosas que en 1867 las ventas llegaron a más de 319 mil cajas al año. En esos tiempos todas las velas se vendían en cajas de madera pero empezaron a pintar una cruz en las cajas para poder identificarlas en los muelles. Con el tiempo se convirtió en una estrella y se les empezaron a conocer como las velas estrella.


En un punto que dejaron de pintar las cajas y los vendedores rechazaron los pedidos porque decían que solo se vendían las velas de P&G. Con esto la empresa había creado su primera marca enfocada en el consumidor y el logo evolucionó en una luna con 13 estrellas que simbolizaban las 13 colonias.


Para este momento la segunda generación empezaba a tomar las riendas del negocio y usaron la misma estrategia en sus jabones. En 1879 las tiendas tenían todos los jabones envueltos en papel kraft sin importar el fabricante. Para distinguirlos Harley Procter le dio el nombre al jabón Ivory y diseño una envoltura. También hizo el primer anuncio impreso para un producto en el cual mencionaba los beneficios del jabón. Esto transformó la manera en la cual las empresas vendían sus productos.


Con la finalidad de seguir investigados, en 1924 fundaron uno de los primeros departamentos de investigación de mercados cuando contrataron al economista Paul Smelser para recolectar datos estadísticos sobre los usos del consumidor. Empezaron a aprender sobre sus clientes y se dieron cuenta que las mujeres rayaban el jabón Ivory para la lavar ropa y los trastes, con esta información crearon las hojuelas de jabón.


Otra cosa que se dieron cuenta era que las mujeres solían escuchar el radio mientras lavaban y en 1923 incursionaron en el radio como los primeros anuncios. Para 1933 lanzaron “Ma Perkins” una de las primeras radionovelas, ya que estaba patrocinada por Oxydol, uno de sus jabones se les nombró Soap Opera o novela de jabón.


Como el jabón natural dejaba una capa de grasa en el agua y en la ropa, Procter designó a un grupo de científicos para trabajar en el Proyecto X en el cual intentaban encontrar una fórmula para hacer el primer jabón sintético que también logrará quitara todo tipo de manchas. Después de 200 mil horas invertidas sin lograr formularlo, los directivos ordenaron que el proyecto se terminara pero uno de ellos, David Byerly, logró que su jefe le dejara seguir investigando en su tiempo libre con la condición que no pusiera nada sobre el proyecto en sus reportes. Después de 4 años sin quieres se traspapeló información en los reportes. Cuando los directivos los leyeron quedaron tan sorprendidos con los resultados que en 1946 sacaron al mercado el detergente Tide.


La historia de P&G es tan grande que solo el 3% del material del archivo llegó al museo. De todos modos los empleados tiene acceso a todos los productos, patentes, empaques y anuncios que han hecho a lo largo de los años. De hecho uno de los anuncios más famosos “Huele Como Hombre” salió de aquí. Los encargados de la marca pidieron todo el archivo de Old Spice y se encontraron con un anuncio de Old Spyce Burley en los 60s donde decía “Burley no te hará un hombre pero te hará que el hombre dentro de ti huela mejor”. Gracias a la creatividad del anuncio la campaña ganó el premio al Anunciante Del Año en Cannes.





Como mercadólogo fue un increíble poder ver productos que fueron pioneros y formaron la manera en que las marcas se relacionan con los consumidores. Muchas gracias a todo el equipo de archivo por la invitación



Soy DeltaEnrique... bye

  • tiktok
  • instagram
  • facebook
  • twitter